Ayuda para propietarios de negocios

Regulaciones/Cierres de Negocios:

La Orden Ejecutiva #20-71 del Gobernador emitida el 20 de marzo impacta a los negocios de la siguiente manera:  

  • Todos los restaurantes y establecimientos de comida deben suspender el consumo de alimentos y alcohol en sus instalaciones. Pueden continuar operando sus cocinas para proveer servicios de comida para llevar y de entrega a domicilio. 

  • Los negocios no pueden vender bebidas alcohólicas para ser consumidas en sus instalaciones, pero pueden ofrecer bebidas alcohólicas para llevar o para entrega a domicilio con un pedido de comida. Se requiere identificación para los pedidos que incluyen alcohol. 

  • Los gimnasios deben cerrar con excepción de los gimnasios residenciales, en hoteles y oficinas.  

El Departamento de Policía de Orlando, así como el Estado, investigarán cualquier infracción y, si es necesario, tomarán las acciones necesarias. 

A la fecha, otros negocios en la ciudad de Orlando pueden continuar funcionando, pero pedimos que tomen medidas preventivas para promover el distanciamiento social como describe el CDC, incluyendo mantener a los clientes a seis pies de distancia y no tener reuniones de más de 10 personas al mismo tiempo.

La recuperación de nuestra economía nacional y local del impacto económico de esta pandemia mundial sin precedentes requerirá la alianza de todos los niveles del gobierno.  

  • La Alianza Económica de Orlando ha creado un centro de recursos en línea para empresarios y negocios que sirva como un punto único para obtener información y recursos disponibles en nuestra región. 

  • El Departamento de Oportunidad Económica pide a los dueños de pequeñas empresas responder a una encuesta (en inglés) para medir el impacto del COVID-19 en las operaciones de sus negocios. Para ello ha activado el Programa de Préstamos Puente de Emergencia para Pequeñas Empresas de Florida, el cual da préstamos de corto plazo sin intereses para casos relacionados con el daño económico del COVID-19. 

  • El Préstamo de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA) por Daño Económico ofrece hasta 2 millones de dólares de ayuda económica a la pequeña empresa para superar la falta de ingresos como resultado del COVID-19. Estos préstamos pueden utilizarse para pagar deudas fijas, nóminas, cuentas por pagar y otros pagos que no pueden ser afrontados por el impacto del desastre.